Instalación inmediata del Consejo de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza del Estado de Jalisco.

En días recientes la agrupación política Hagamos acompañó la iniciativa Sin Cuates ni Cuotas cuya representante común, la ciudadana Rosa Imelda Hernández Muñoz, promovió para regular las designaciones públicas, privilegiando las evaluaciones técnicas y de aptitudes por encima de las relaciones con partidos políticos.

Desde nuestra agrupación decidimos respaldar esta iniciativa y ayudar a conseguir las firmas establecidas por la Ley del Sistema de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza del Estado de Jalisco, porque creemos que un método claro y transparente de designaciones puede evitar procesos enrarecidos y le permiten a Jalisco que las personas mejor preparadas sean las que ocupen los cargos.

No sobra decir que en medio de una pandemia que ha reducido drásticamente la movilidad social, se optó por medidas de nulo contacto físico para la recolección de firmas y aún así fueron más de 34,000 personas las que respaldaron esta iniciativa, dejando en claro que siguen existiendo condiciones para la participación y que hay un ánimo social para llevar a cabo esta iniciativa.

Sin embargo, y al margen del contenido de esta, durante el proceso quedaron en evidencia algunas deficiencias graves que deben ser corregidas y tomadas en consideración respecto de la propia ley, mismas que enuncio a continuación y que les solicito puedan tener en consideración para su inmediata atención:

  1. Se deben establecer plazos concretos para que el IEPC revise las firmas de respaldo a las iniciativas.
  2. De la misma manera, los mecanismos de participación ciudadana deben de tener plazos y periodos de discusión determinados una vez que llegan al Congreso.
  3. Es necesario contemplar mecanismos alternativos de respaldo a iniciativas que no impliquen el contacto directo entre personas; esto a razón de la presente pandemia que de ninguna manera puede detener los mecanismos de Participación Ciudadana. Pero también porque la tecnología permite medios menos contaminantes y más accesibles para la sociedad.
  4. Es urgente instalar de manera inmediata el Consejo de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza, cuya convocatoria fue declarada desierta hace casi un año y mantiene a los mecanismos de participación “atorados”.
  5. Se debe generar un acuerdo o medio para que, en tanto no esté instalado dicho Consejo, se pueda dar trámite directo del IEPC al Congreso, y que el actual vacío no represente un freno de facto a la participación ciudadana.

Este último punto es indispensable para no detener uno de los pilares de la gobernanza y de los mecanismos modernos de gestión: la participación social.

En Hagamos desconocemos las razones por las cuales este consejo siga sin instalarse, sin embargo, ejercicios recientes como el de la iniciativa Sin Cuates ni Cuotas, demuestran que existe la voluntad de la sociedad de involucrarse en asuntos públicos y estos procesos no pueden detenerse por omisiones o falta de acuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *