¿A quién espía Enrique Alfaro?

En Hagamos vemos con preocupación y nos oponemos a que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, haya decidido, a espaldas de la ciudadanía, utilizar 105.5 millones de pesos provenientes de los impuestos de la gente en un servicio de espionaje con fines desconocidos para todo el pueblo de Jalisco.

Luego de que una investigación reportara que el Gobierno de Jalisco ha venido utilizando millones de pesos en pagar servicios y dispositivos de espionaje que, en esencia tienen la función de intervenir con sistema de geolocalizaciones y extracción de datos de dispositivos de manera discrecional, Hagamos exige a la autoridad estatal que explique el porqué de estas acciones.

Mucha de la inquietud que provocan esta investigación es la opacidad con la que, como dijimos antes, se usan los recursos, pero también los motivos que justifiquen actividades de espionaje.

Las y los ciudadanos merecemos saber lo relacionado a la contratación de estos servicios y dispositivos, además de los mecanismos para determinar sus objetivos y los resultados que ha dado dicho proyecto.

Ante la escalada de violencia y delincuencia que prevalece en nuestro estado, debemos cuidar que estas herramientas sean utilizadas de manera táctica, bajo lo estipulado en la ley y que se garantice que no se haga uso político o incluso personal en contra de ciudadanos.

Basta de opacidad y de actos por debajo de la mesa con los que se han conducido para realizar estas acciones, pues levantan la sospecha de que se pueden usar con intenciones personalísimas y turbias.

ATENTAMENTE

HAGAMOS.

Exigimos que Alfaro no renuncie a darle seguridad a nuestro estado

Luego de los episodios de violencia que ocurrieron en Jalisco el pasado martes 9 de este mes, causados por bandas criminales, lamentamos profundamente las declaraciones del gobernador y le exigimos que cambie la actitud con la que ha tomado el tema de violencia de nuestro estado con muestras de improvisación y de ligereza que solo han llevado a brindar datos y mensajes erróneos a la población, pero más importante, sin ninguna persona que responda a los delitos.

Sumado a lo anterior, descaradamente, el mandatario declaró a través de distintos medios y de redes sociales para continuar desinformando y creando un ambiente falso de seguridad al señalar que la “situación está bajo control”, cuando la realidad era que algunas zonas de la ciudad se encontraban en un momento de tensión y preocupación. Esta situación nos recordó a lo ocurrido en Culiacán, cuando a pesar de las críticas del partido del gobernador ahora se repite en nuestro estado. Pareciera que actuó justamente de la manera que condenó hace años.

En nuestra organización reconocemos el gran problema de inseguridad que vive nuestro estado y que debe ser atendido sin pereza gubernamental y sin caer en el gravísimo error de legitimar las acciones que los criminales cometen.

La obligación del gobierno del estado es garantizar la seguridad de la población. Para esto, cuenta con recursos para tomar decisiones con inteligencia, análisis de datos y herramientas tecnológicas como el Escudo Urbano C5 que está a su cargo. Nada de esto hemos visto.

Lo que vimos fue una derrota para el Estado Mexicano y Jalisco, una ausencia absoluta del Estado de derecho y pocas o ninguna intención por restablecerlo. El gobernador, bajo su encargo debe garantizar la seguridad a todas y todos los jaliscienses sin replegarse y ceder terreno. La importancia y la diferencia es que tengamos un gobierno a la altura, capaz de contener los ataques de violencia y coordinarse con otras esferas de gobierno para hacerle frente a este problema que hiere a las familias.

ATENTAMENTE

HAGAMOS

Hagamos exige justicia para Luz Raquel Padilla Gutiérrez y acciones inmediatas para acabar con la violencia en Jalisco

 

El cobarde asesinato de Luz Raquel Padilla Gutiérrez pone en evidencia, nuevamente y a costa de la vida de las mujeres, la grave crisis de seguridad que padecemos las y los jaliscienses y la poca capacidad de respuesta del gobierno de Enrique Alfaro Ramírez indignan. Parece no haber voluntad, estrategia y acciones para acabar con la violencia en contra de las mujeres, que sigue cobrando vidas, a pesar de las constantes evidencias, reclamos y alertas que se presentan para exigir justicia.

El crimen contra Luz Raquel pudo haberse evitado de no ser por la indolencia de las autoridades y su deplorable normalización de la violencia que deben atacar. El gobernador sentenció, mientras asistía a eventos deportivos y recreativos, que este tipo de crímenes “nos ha mostrado la peor de las consecuencias de una descomposición social que ha cruzado cualquier límite, de una brutalidad que, más allá de la seguridad, habla de la violencia desde el núcleo de la sociedad”; pero sus declaraciones hablan también de la responsabilidad que conlleva la omisión en la labor de garantizar la vida de mujeres en riesgo. Se trata de una violencia sistemática y estructural, donde el aparato del estado es un simple testigo más. De acuerdo a datos oficiales Jalisco es uno de los estados que concentran más muertes violentas en contra de mujeres en el país con 229 casos en lo que va de esta administración, y un estudio de Impunidad Cero señala que nueve de cada diez feminicidios en Jalisco quedan en la impunidad.

En numerosas ocasiones, Hagamos ha urgido a declarar una crisis de derechos humanos en que coexisten casos de feminicidios, desapariciones, ejecuciones, fosas, crisis forense, comisión de delitos y, desgraciadamente, la ineficiencia del aparato del gobierno en sus esfuerzos por recuperar la paz de las y los jaliscienses. La omisión es causa de responsabilidad y exigimos que, además del esclarecimiento de este atroz crimen, se inicien investigaciones a servidoras y servidores públicos que, con su falta de pericia e indolencia, propician este ambiente de impunidad y abandono de las instituciones hacia la población.

ATENTAMENTE

HAGAMOS

EXIGIMOS QUE EL ITEI Y LA CEDHJ NO SE REPARTAN POR EL GOBERNADOR

Ante el inminente amaño de las convocatorias y procesos para renovar las presidencias del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Jalisco (ITEI) y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), de nuevo le exigimos al gobernador que deje de enturbiar dichos procesos, al grado de lanzar penosas declaraciones que evidencian que estos organismos autónomos serán repartidos como botín político.  Exigimos, de igual forma, al Congreso del Estado que rehaga dichas convocatorias y deje de favorecer a aspirantes específicas.

 

En medios de comunicación se ha consignado lo anterior: el gobernador se llamó a sí mismo “hombre de palabra”, con respecto a la negociación no explícita que sostuvo con el presidente de la Mesa Directiva del Congreso para concretarla, como ha sido su costumbre, en un acto de cuotas y cuates y repartirse las presidencias del ITEI y de la CEDHJ; sin embargo, aun cuando se trata de un trascendido de prensa, los hechos que se han realizado desde que inició la primera convocatoria apuntan a que esta negociación es real y que buscan, a toda costa, cooptar y repartirse la titularidad de estos organismos.

 

Es de suma importancia señalar que especialistas, universidades, sociedad civil y periodistas coinciden en señalar la gravedad de lo anterior y exigieron que el Congreso rehiciera la convocatoria con criterios objetivos y principalmente legales, que, además, los procesos de selección fueran transparentes y orientados a definir a las mejores personas para los puestos requeridos en lugar de preferir perfiles poco profesionales o cuyo mérito reposa en la afinidad y amiguismo.  Sus exigencias no han sido escuchadas y de manera inverosímil, la mayoría de las y los diputados de Movimiento Ciudadano y Morena han realizado el trabajo con la disposición de respetar el acuerdo que hicieron el gobernador y el presidente de la Mesa Directiva.

 

Por último, entendemos, y al igual que las organizaciones que se han opuesto a este embuste, la trascendencia del ITEI y la CEDHJ para preservar una sociedad que apueste por la democracia, transparencia y rendición de cuentas, y el respeto a los derechos humanos en Jalisco, por lo que permitir que se conviertan, como tantos órganos de Jalisco, en un botín político, es sinónimo de que quien gobierna lo hace con la intención de concentrar todo el poder público en sus manos.

ATENTAMENTE

HAGAMOS JALISCO

Exigimos que se rehaga la convocatoria del ITEI

Exigimos al gobernador que saque las manos del proceso de designación de la nueva Comisionada Presidenta del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos del Estado (ITEI); así como a la mayoría del Congreso del Estado que, atendiendo al cumplimiento de la ley y la importancia de fortalecer los órganos autónomos, rehaga la convocatoria para elegir este cargo, conforme a lo que dicta la ley. El Congreso local debe ser el primer garante del cumplimiento de la ley y poner el ejemplo, pero a cambio, la mayoría en ese Poder Público insiste en subordinarse y complacer a los caprichos del gobernador, que busca repartir los cargos públicos como botín para consolidar un estado autoritario concentrando el poder, cooptando el control de los organismos autónomos y acallando a las voces críticas a sus innumerables errores en la forma de gobernar.

Nos preocupa que en la convocatoria vigente se omita la participación del Consejo Consultivo como juez principal en el proceso de selección, este Consejo ha demostrado en más de una década de experiencia, valores como la transparencia y la honradez a la hora de tomar decisión, además de que representa la intención de la sociedad civil de incidir en los procesos de selección de los titulares de órganos que fungen como contrapesos a los posibles abusos y excesos del poder político.

El exhorto es también para que la nueva persona que sea elegida como encargada del ITEI, emane de una convocatoria que dé cuenta de ser una persona con conocimiento y capacidad probadas, que dicha convocatoria garantice que se elija a la persona idónea para se encargue de tan importante labor en los tiempos de opacidad, discrecionalidad y ocultamiento de información como en los que vivimos.

Jalisco es un bastión en la transparencia, la rendición de cuentas y la lucha contra la corrupción en nuestro país, la legislación y diseño de instituciones que velaron por estos valores sirvieron como ejemplo para consolidar una cultura de transparencia y rendición de cuentas a nivel nacional.

Excluir a especialistas y ciudadanos de la integración del grupo que seleccionará la instancia para garantizar el derecho a saber qué hacen con los recursos de la propia ciudadanía es un acto de incongruencia y cerrazón.

ATENTAMENTE

HAGAMOS

ALFARO ENDEUDA A JALISCO

Desde que Enrique Alfaro es gobernador de Jalisco la deuda pública ha aumentado en más de 200 %, lo que compromete las finanzas públicas del estado. En Hagamos reprobamos que, contrario a lo que fue su discurso en campañas y cuando aún falta un trecho importante de su administración, este sea el estado de las cosas.

Recientemente se dio un nuevo episodio en el que en el Congreso se aprobó, a toda prisa, sin discusión y en lo oscurito, una modificación a la ley para lograr un modelo de financiamiento de APP. Reiteramos lo que hemos dicho: este modelo y su aplicación para este proyecto es una deuda disfrazada y es peor por los costos finales para la ciudadanía.

Los proyectos para los que se hace el financiamiento, fueron aprobados por una mayoría que actúa a ciegas, sin ofrecer estudios técnicos, evaluación de impacto y sobre todo con la admisión pública de que no se contó con la información que sustentara que iban a resolver los problemas de movilidad y saneamiento del agua.

Este gobierno tiene a Jalisco con la deuda más grande de toda su historia y no ha podido aclarar cómo ha utilizado el dinero de los créditos para activación económica, salud y programas estratégicos.

Por eso desde hoy estaremos en las calles dialogando con la ciudadanía, para dar a conocer cómo esta administración está hipotecando el futuro económico de Jalisco, con la complicidad de una mayoría legislativa que actúa aún como oficialía de partes y dándole la espalda a la gente.

En Hagamos no vamos a permitir que se sigan comprometiendo las finanzas del estado y que se disfracen deudas a través de mecanismos poco claros, avalados a ciegas. Estos actos ponen en riesgo la viabilidad financiera de Jalisco por generaciones y es tiempo que la gente sepa que Alfaro endeuda a Jalisco.

ATENTAMENTE

HAGAMOS

HAGAMOS, LA OPOSICIÓN AL ENDEUDAMIENTO.

Nuevamente el Congreso del Estado de Jalisco se convirtió en la sede de la simulación, la irresponsabilidad y la ausencia de autonomía, al celebrar una sesión por encargo del ejecutivo en la que se comprometieron recursos por 38 años para el financiamiento de la Línea 4 del Tren Ligero y la planta de tratamiento El Ahogado.

Lo hemos dicho desde el principio: sí queremos más líneas de transporte masivo y, por supuesto, medidas para cuidar el agua. Sin embargo, estos modelos financieros no son los más óptimos para el estado, puesto que serán más caros que un crédito tradicional; aun cuando Alfaro ha endeudado al estado previamente sin que haya entregado cuentas claras, ni evaluaciones de impacto.

A pesar de que insistimos por todas las vías, las diputadas y diputados no tuvieron los documentos que justificaran el impacto económico, social y técnico de las obras, el costo beneficio y el balance de la deuda que generarían; en cambio se realizó una comparecencia que no fue más que una simulación.

Una vez más, fue nuestro grupo parlamentario el único que se comportó con responsabilidad y que dio la cara por Jalisco para evitar que crezca su deuda y sobre todo que no se invierta el dinero público a ciegas o con acuerdos oscuros con particulares.

Lejos de ser un señalamiento negativo, asumimos el rol de ser la única oposición de Jalisco, quienes aceptan la labor de contrapeso y de vigilantes del ejercicio público; siempre que haya algo que cuestionar por el bien común, estaremos ahí tal como lo estaremos para apoyar buenos proyectos.

Hagamos no votó en contra del tren ni de la planta de tratamiento: nuestro grupo parlamentario votó en contra del endeudamiento disfrazado, de la sumisión al poder ejecutivo, de aprobar proyectos a ciegas y de que en Jalisco se siga legislando de espaldas a la gente.

ATENTAMENTE: 

HAGAMOS

EXIGIMOS QUE EL GOBIERNO NO ENDEUDE MÁS A JALISCO

En Hagamos exigimos que el gobierno del estado deje de endeudar a Jalisco y engañar a la ciudadanía con argumentos falsos que tratan de justificar los miles de millones de pesos que serán usados para megaobras, como la línea 4 del tren ligero y la planta El Ahogado, las cuales producirán deuda por décadas a nuestro estado.

Las personas merecen saber que el esquema que buscan implementar para estos dos megaproyectos, (Asociación Público Privadas) no es otra cosa que un modelo disfrazado de deuda pública, dicho esquema es posible con la reciente reforma a la Ley de Proyectos de Inversión y de Prestación de Servicios del Estado de Jalisco y sus municipios (PIPS) y que puede comprometer bienes públicos o servicios a cambio de un financiamiento que no queda claro en las condiciones en que se otorga.

Las y los jaliscienses no debemos aceptar este tipo de engaños con el que quieren justificar esta forma de adquirir deuda y malos manejos en las finanzas públicas. No es algo nuevo de los gobiernos de Movimiento Ciudadano. Un ejemplo es la construcción del Centro Administrativo Tlajomulco, el cual, desde su inicio hasta hoy en día, genera compromisos de pago a particulares que cuestan $300,000 dólares mensuales. Es decir, las y los habitantes de Tlajomulco pagarán a empresas el equivalente a casi seis millones de pesos por haber “ayudado” a construir oficinas para burócratas, mientras que ese recurso debería invertirse en seguridad, salud, calles, alumbrado, etc.

A pesar del aumento presupuestal que tuvo el estado este año, vemos con preocupación el manejo de las finanzas públicas, el subejercicio y las intenciones de contratar más deuda. También son preocupantes los riesgos de que se incrementen los montos de la Línea 4 o la planta de El Ahogado y sea el propio estado quien tenga que asumir los costos, comprometiendo bienes públicos.

No debemos permitir que bajo ningún esquema financiero se endeude más a Jalisco. En Hagamos tenemos memoria y en tres años de gobierno recordamos muy bien las dos mega deudas que suman alrededor de 11 mil millones de pesos, además de cerca de 2 mil millones en préstamos de corto plazo; pero sin duda lamentable, recordaremos a este gobierno como el que más ha endeudado a Jalisco en la historia. Que el gobierno no engañe, cualquier deuda o modelo de inversión lo pagamos las y los jaliscienses con nuestros impuestos y antes de ceder bienes públicos a particulares, bajo la excusa de no contar con recursos, el gobierno del estado debería eficientar las finanzas públicas.

Finalmente, nuestro partido reconoce y ha señalado que el estado tiene grandes problemas de movilidad e hídricos, no obstante, pese a que estamos a favor de sus soluciones prontas y eficientes, nos seguiremos mostrando en contra de propuestas con deudas que irresponsablemente se hereden a las siguientes generaciones.

ATENTAMENTE

HAGAMOS

No más deudas millonarias para Jalisco

En Hagamos nos oponemos tajantemente a que el gobierno del estado continúe endeudando a Jalisco, ahora a través de la reforma a la Ley de Proyectos de Inversión y Prestación de Servicios (PIPS), que gestaron a espaldas de la sociedad y que ahora van a aplicar a modo para llevar a nuestra entidad a un peor momento de endeudamiento público.

Las circunstancias en las que la iniciativa fue votada respondió principalmente para darle preferencia a la construcción de la línea 4 del tren ligero y por consecuencia la contratación de una nueva deuda. Lo pernicioso de la nueva ley no es que la línea 4 esté por venir, sino la desaparición de requisitos mínimos, como la oferta no solicitada y un contrapeso natural que vigile cada uno de los proyectos. Esto es, quieren el dinero rápido y sin críticas, para que todos lo paguemos.

Aun cuando la construcción de la línea 4 del tren ligero resultase una idea eficiente, el gobierno de Jalisco cuenta con suficiente recurso, gracias a la recaudación del impuesto sobre la nómina y al aumento de presupuesto por 25 mil millones más desde 2018, para echarla a andar con mano propia sin necesidad de contratar esquemas financieros que llevarían 30 años pagar, con grandes sumas de intereses, además de toda la deuda que ya arrastramos.

El uso de los modelos de Asociación Públicas Privadas (APP) no ha sido alentador en el mundo y ni en nuestro estado. Un caso paradigmático sigue siendo la construcción del Centro Administrativo de Tlajomulco (CAT), cuyo valor inicial fue de 22 millones de dólares y al finalizar el contrato se terminarán pagando 134 millones de dólares.

Sin duda esta fue una pérdida para hacer de la Ley PIPS una que cuidara de los intereses de las y los jaliscienses y que pusiera un freno a los casos de corrupción tan normalizados, con contrapesos y que evitara abusos, pero también que incentivara a la iniciativa privada para fortalecer su participación en la vida pública. Por estas razones, en Hagamos nos opusimos a la iniciativa porque quisimos mejorar la ley, propusimos candados porque sabemos que con abusos el actual gobierno y la mayoría del Congreso han lastimado las finanzas públicas al caso de llevarlas al borde del abismo, pero sobre todo la confianza de las millones de personas que queremos un mejor estado.

ATENTAMENTE

 HAGAMOS